LOS AMANTES ANÓNIMOS

LOS AMANTES ANÓNIMOS

Editorial:
STELLA MARIS
Año de edición:
Materia
LITERATURA
ISBN:
978-84-16541-80-5
Páginas:
380
Encuadernación:
Rústica
Colección:
NOVELA
19,00 €
IVA incluido
Disponible en 1 semana
Añadir a la cesta

Carmen Puerto, una inspectora de policía de mediana edad, vive desde hace seis años recluida en su casa sevillana. Le ha alquilado los bajos de su casa a Jesús Fernández, un apocado peluquero que se encarga de hacerle la compra y mandársela a través de un montacargas interior, y desarrolla toda su actividad como policía a través del portátil y el móvil, sin ningún contacto directo con personas de carne y hueso. Sólo recibe a veces a Alberto, cuyos servicios sexuales contrata por internet.

A pesar de esta extraña forma de relacionarse con el mundo y del error que supuestamente cometió en su última investigación, su superior no se ve capaz de prescindir de ella y menos cuando se le presenta un caso complejo. En un mismo día aparecen distintas restos humanos congelados en tres ciudades también distintas: un pie con las uñas pintadas de azul en Barcelona, una mano con las uñas pintadas de rojo en Madrid y un corazón en Sevilla. Para resolver el caso, Carmen Puerto contará con la colaboración de su ex compañero Jaime y de Julia, convertidos en sus ojos y sus oídos mediante unas cámaras que llevan incorporadas en su atuendo.

Los amantes anónimos es una fascinante incursión literaria a la extraña combinación de soledad e hiperconexión que caracteriza cada vez más la sociedad contemporánea, y una brillante vuelta de tuerca al género policial. Gracias a la fuerza de los personajes, todos ellos con dificultades para relacionarse, y un relato que permite al lector conocer los pormenores de la investigación como si fuera un miembro más del insólito equipo policial, Salvador Gutiérrez Solís nos sumerge en una trama cuya atmósfera y cuyo desenlace están marcados por las profundas transformaciones provocadas por la tecnología en la última década, y lleva al límite la tradicional pregunta de quién cometió el crimen. En el mundo que nos presenta Los amantes anónimos, la frontera entre lo real y lo virtual tiende a confundirse y difuminarse para lanzar a las personas a una vertiginosa y arriesgada búsqueda de algo que siempre se les escapa.